Efecto disuasorio, qué es y cómo beneficiarte.

Una de las principales ventajas que ofrecen todos los sistemas de seguridad, y en concreto las cámaras de vigilancia es el llamado efecto disuasorio. Pero, ¿en qué consiste realmente esto?

El efecto disuasorio consiste en convencer a una persona para que cambie su manera de pensar, sentir y actuar. Por tanto, disuadir a un ladrón consiste en cambiar la idea que pueda tener de robar en nuestro domicilio y así evitar que lo haga. La pregunta ahora es: ¿cómo vamos a conseguir este efecto disuasorio de manera efectiva?

Para lograr el hacer cambiar de opinión a un potencial ladrón es importante tres factores:

  1. Avisando al ladrón de carteles u otras señales.
  2. Con cámaras de seguridad a la vista.
  3. Simulando una presencia en la vivienda.

Los carteles y señales, una medida eficiente para evitar ideas de robo.

Una de las mejores formas para prevenir robos es colocar un cartel visible en la puerta de tu casa avisando del uso de cámaras de seguridad. De esta manera estás “gritando” a los intrusos:

  • Mi casa está protegida con sistemas de vigilancia.
  • Tengo sistemas de seguridad administrado por una central que llamará a la Policía inmediatamente.
  • Tus probabilidades de robo exitoso son nulas.

Por tanto, un cartel diciendo que tienes una buena seguridad, es siempre muy positivo (no obstante, no es recomendable que el cartel sea falso).

Cámaras a la vista, el mejor mecanismo para prevenir intrusiones no deseadas.

Otra de las mejores estrategias, es no esconder las cámaras de seguridad. Al revés, muéstralas. Contar con sistemas de seguridad a la vista logra que el “caco” no quiera acceder a la vivienda para no ser reconocido.

En este aspecto, en ASLE Novatec, contamos con cámaras anti-vandálicas para evitar incluso un intento de rotura y daño de las cámaras de forma intencionada. No darás posibilidad al ladrón de salirse con la suya.

Simula la presencia en la vivienda.

Si cuentas con algún familiar o amigo de confianza, pídele que cada varios días cambie la situación de varias cosas de la vivienda como persianas, ventajas o incluso que deje alguna luz encendida por la noche. El objetivo es simular que la casa está ocupada y que, por tanto, un asalto es totalmente inviable.

Si dispones de sistemas de domótica, lo tienes mucho más fácil. Podrás programar el encendido de la televisión o las luces de forma automática o a distancia a través de por ejemplo tu móvil.

Recuerda el dicho “más vale prevenir que curar”, así que adopta algunas de las medidas anteriores y seguro que nunca tendrás problemas de robos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.