Cámaras IP o CCTV, ¿qué debería comprar?

Seguro que alguna vez has pensado en poner cámaras de seguridad en tu domicilio o en tu negocio. La verdad es que la videovigilancia es una de las mejores medidas para tener una seguridad elevada y controlar todo lo que pasa en tu propiedad. Pero, ¿te has planteado qué tipo de sistema de videovigilancia es mejor para ti?

A continuación, vamos a ver las ventajas y desventajas de las cámaras IP y las cámaras de CCTV. De esta manera podrás tomar la decisión correcta.

Ventajas de las cámaras IP y las CCTV.

En primer lugar, tenemos que partir de la base que cualquier cámara (aunque sea falsa), tiene la particularidad de ser muy disuasoria. Las personas que quieran cometer algún tipo de ilegalidad en tu negocio o domicilio, se lo pensarán dos veces antes de intentar nada. Esto se debe a que una grabación implica que se les pueda reconocer y capturar.

Teniendo en cuenta esta ventaja común, pasaremos a definir con mayor exactitud los puntos fuertes y débiles de cada tipo de cámara.

Beneficios de las cámaras IP

Las cámaras IP, son cámaras que se conectan utilizando internet. También son llamadas cámaras de red, y son capaces de grabar en alta definición. Sus ventajas son:

  • Suelen ser más económicas que las cámaras CCTV.
  • Debido a la era de internet que vivimos, suele haber más modelos y opciones diferentes.
  • Además, son más fáciles de instalar, configurar y realizar un mantenimiento.
  • Por último, su mayor ventaja es que puedes conectarte y ver lo que graban en tiempo real desde un ordenador, tablet o directamente desde el móvil.

Ventajas de una cámara CCTV

Las cámaras CCTV, están conectadas a un circuito cerrado de vídeo o “televisión”. Lo más común, es que lleven las imágenes directamente a un monitor, como las escenas típicas de las películas donde un agente de seguridad está viendo muchos monitores a tiempo real. Sus principales ventajas son las siguientes:

  • Al estar la cámara conectada directamente al monitor, habrá una mayor fiabilidad de la imagen que si fuese IP.
  • La señal CCTV no puede inhibirse al no ser una señal por medio de internet.
  • Gran dificultad para sabotear un sistema CCTV. Además, si tienes contrata una empresa de seguridad que revise periódicamente la seguridad de tu domicilio, recibirán una señal de alerta.

Desventajas de una cámara IP y CCTV.

La primera desventaja común que tienen ambos tipos de cámaras es que dependen de la corriente eléctrica para funcionar (si tienen baterías podrán aguantar un tiempo después de una caída de la red eléctrica.

Desventajas de las cámaras IP.

  • Son excesivamente dependientes de la conectividad con internet. En caso de que tu red falle, poca cobertura o cualquier otro problema, veremos la imagen distorsionada o directamente no se verá.
  • Pueden ser susceptibles a sabotajes por medio de inhibidores de frecuencia para WiFi.

Desventajas de las cámaras CCTV.

  • Si se realiza una instalación errónea, puede dar muchos problemas a la larga y en caso de que se produzcan averías, subsanarlos son mucho más costosos.
  • Además, un circuito cerrado de vídeo suele ser mucho más complejo y caro de instalar que un sistema de seguridad IP.

Como has podido ver, cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Prefieres una mayor calidad de imagen y seguridad que proporciona las cámaras CCTV? O, por el contrario, ¿prefieres poder conectarte desde el móvil y ver lo que sucede en cada momento? Solo tú tienes la decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.